ALTRUISMO DE UN MARINO NORTEAMERICANO EN TARRAGONA

Visitantes a bordo del “USS Knapp” y espectadores en el muelle. Véanse montañas de carbón al fondo.

El contramaestre Kenneth Fowler, el más alto en pie, con otros tripulantes a bordo del destructor.

 ALTRUISMO DE UN MARINO NORTEAMERICANO EN TARRAGONA.

Del 9 al 15 de enero de 1953. Estuvieron atracados, en punta en el Muelle de Levante de este puerto, el buque de municionamiento AE-17 “USS Great Sitkin” y el destructor DD-653 “USS Knapp”; fue la segunda vez que buques norteamericanos visitaban esta ciudad en el siglo XX. La primera se había producido un año antes, con dos destructores.

El Diario Español del domingo 18 de enero, tres días después de la partida de los buques citados, daba la noticia del hecho sucedido cuatro días antes, el 14 miércoles, en que el contramaestre de taller (chief) del “USS Knapp”, Kenneth Fowler, salvó de las gélidas aguas invernales del puerto al niño norteamericano de 5 años, Robert G. Wedden, que había caído al agua cuando paseaba admirando sin duda los buques de su país. Iba acompañado de la también súbdita estadounidense Evangeline W. Known, de 53 años y natural de California. Fowler se lanzó al agua desde la cubierta del destructor ante la caída del niño y con la ayuda del marinero español José Martínez de la Morena, este desde tierra, que prestaba su servicio militar en la Comandancia Militar de Marina, lograron salvarlo subiéndolo al muelle y acto seguido llevarlo al destructor donde fue reconocido por el servicio médico de a bordo; el niño resultó ileso, solo tuvo un gran susto como lo tuvo su acompañante.

Fowler y De la Morena tampoco resultaron heridos. De este acto espontaneo de altruismo no se ha encontrado noticia de que los actores recibieran una recompensa, premio o citación en los archivos municipales. Quede en la memoria, por medio de este artículo, el acto del valeroso contramaestre Fowler. En el mismo artículo periodístico apareció otra noticia del buque con distintos actores: “Antes de hacerse a la mar los dos buques norteamericanos, un oficial del “USS Knapp” y un marinero se personaron en el Hospital de Santa Tecla manifestando al Prior del benéfico establecimiento, Rvdo. Casimiro Dalmau, el interés de la Marina norteamericana en ofrecer un donativo en metálico como reconocimiento a las atenciones de que fue objeto un marinero del buque citado, que fue operado de apendicitis el domingo día 11.

El Rvdo. Dalmau, agradeció el ofrecimiento, encargando al oficial que transmitiera al comandante del destructor el reconocimiento de la ilustre Junta.” Unos días después, Diario Español, 3 de febrero 1953, apareció la siguiente nota.

“Ha estado en nuestra ciudad el capitán de navío Adolph Henry Oswald, Agregado Naval de la Embajada de los E.E.U.U. en Madrid. Visitó a don Ignacio Navarro, representante del consulado norteamericano en esta ciudad, para hacer constar a las autoridades y pueblo tarraconense el profundo agradecimiento de los jefes, oficiales y marinería de los buques “USS Great Sitkin” y “USS Knapp”, por las atenciones recibidas durante la estancia de dichos buques en nuestra ciudad.”

Tarragona, 14 de octubre 2021

Antonio Moreno García, Investigador Naval

*Fotos cedidas por Pete Smith, marinero especialista en radio que estuvo a bordo esos días en Tarragona, y actualmente presidente de la asociación de veteranos del buque.