La patata como arma

Ildefons Palomares

HISTORIAS CURIOSAS, DE COMO UN TUBERCULO COMO LA PATATA SE PUEDE CONVERTIR EN ARMA LETAL.

Queridos lectores aprovechando el parentesis vacacional y con el proposito de hacerles mas ameno y divertido su descanso en la playa o la montaña les presento una historia mas que curiosa lejos de toda imaginacion, tremendamente anecdotica, que me tiene cautivado por su originalidad y por ser un ejemplo de lo que la desesperacionde la guerra nos puede empujar a hacer.

Los protagonistas el Destructor USS O ‘BANNOM DD- 450 y el Submarino Japones RO-34 durante la II G. M. en el Pacifico.

El DD- 450 cuando fue botado en febrero de 1942,solo dos meses despues del ataque a Pearl Harbor, parecia ser uno mas de los casi 200 destructores de la clase “ Fletcher “ destinados al esfuerzo bélico. Con sus 114mt.de eslora y armado con 22 cañones de varios calibres y 10 tubos lanza torpedos era capaz de llevar a su tripulaciona 35 nudos con un alcance de 12000.km. Despues de un breve periodo de entrenamiento en el Caribe el O’Bannon fue transferido al Pacifico Sur en el verano de ese año, cuando la abalanchainvasora japonesa alcanzaba su limite maximo de expansión. Su bautizo de fuego llegó pronto, en la campaña de las Islas Salomón. La inteligencia norteamericana habia recibido información de que un contingente japoneshabia desembarcado en una de las islas del archipiélago “ Guadalcanal “ y que dichas fuerzas estaban construyendo una pista de aterrizaje. Los lideres militares pronto comprendieron que si los japoneses lograban terminar una baseaérea en la zona, las lineasde navegación que unian a Estados Unidos con la amenazada Australia podrian ser cortadas y el avance nipon seria imparable.

Era el momento de abandonar los repliegues y pasar al ataque, desembarcando una fuerza de Marines en Guadalcanal y enviando una flota de entre los restos salvados en Pearl Harbor y los nuevos buques que se habian unido a la batalla en los ultimos meses, entre ellos el O’Bannon. La campaña se convirtió en una delas mas duramente luchadas por ambos bandos, conscientes de la importancia estratégica de las islas El siguiente año, tres grandes batallas terrestres por el control del campo aéreo, y siete batallas navales decidieron el curso de la guerra durante los proximos meses.

El 5 de Abril de 1943 tendria un encuentro por el que pronto el DD450 se haria célebre. Muy temprano aquella mañana, una veintena de kilometros al suroeste de la Isla Finuana, un vigia avistó entre las olas una sombra.

Era el submarino japones RO-34, en un primer momento el Comandante del O’ Bannon, Edwin R. Wilkinson dio la orden de embestirlo, como se esperaba de un destructor, pero cuando la proa del navio se acercaba ya peligrosamente a su blanco, un oficial sugirió a Wilkinson que podria tratarse de un submarino minador y que un choque directo podria causar una explosión que hundiera ambas naves. Fue en el ultimo momento cuando el O’ Bannon evitó el choque tras una maniobra desesperada, pero quedó justo al lado y en paralelo al submarino.

Los marinos japoneses reaccionaron alcanzando el cañon de 3 pulgadas de superficie para atacar al O’ Bannon, pero en ese momento los marineros de cubierta del destructor, desarmadoscojieronpatatas de unos contenedores, y comenzaron a lanzarlas contra los sorprendidos japoneses, quienes creyendo que eran granadas de mano, dejaron los cañones y se dedicaron a devolverlas hacia el destructor. En la confusión, al O’Bannon le dio tiempo de alejarse lo suficiente para utilizar sus propios cañones que apuntaron al RO-34 y dieron en el blanco dañando la torre de mando, pero el submarino consiguio sumergirse, solo para ser destruido con cargas de profundidad del O’ Bannon. El submarino encontró en el fondo la tumba para su tripulacionde 66 marinos y oficiales.

Despues del evento, que llamó la atención a la prensa, la tripulacion del hasta entonces desconocido destructor recibió una placa conmemorativa de la Asociacion de Agricultores de la Patata de Maine por su ingenio a la hora de usar nuestra orgullosa “ patatac” para hundir un submarino japones, galardón que fue colgado en la cantina para la admiracion de todos.

PD. Caramba , con las patatas.