El gato del Almirante Miranda 

Ildefonso Palomares

Hace décadas la falta de higiene en los buques era generalizada lo que hacía que proliferasen en los diversos compartimentos pequeños roedores, algunas cucarachas y otros animalejos, de modo que muchas unidades como solución sencilla y práctica para combatirlos, decidieron embarcar algún gato que solía estar súper bien tratado.

La imagen adjunta es de un antiguo miembro de la dotación del Destructor Almirante Miranda, datada en 1947 donde aparece el gato a bordo a quien en uno de los compartimentos del buque le tenían instalado su propio Sollado, con un “ coy”particularmente hecho a su medida, y al que el felino en cuestión acostumbraba a subir al final de cada jornada para echar sus cabezaditas. Todo un lujo del que nos queda esta fotografía como recuerdo

( Gentileza de mi amigo Diego Quevedo Carmona)

HISTORIA:

Se cree que la domesticación de los gatos se dio hacia 4000 a. C. en el antiguo Egipto y la práctica de llevar gatos a bordo de sus navíos se inició no mucho tiempo después. Los antiguos egipcios llevaban gatos a bordo de embarcaciones en el Río Nilo para cazar pájaros en las zonas pantanosas de la orilla. Los gatos posteriormente también eran cargados en navíos mercantes para controlar los roedores, y así los animales y el concepto acabaron adoptados por mercaderes de otros pueblos en el Mediterráneo Oriental, donde estudios genéticos demostraron que los gatos se habían acercado a los poblados neolíticos para cazar a los roedores atraídos por la producción cerealista desde 7000 a. C.

Se cree que los navíos de carga fenicios fueron los primeros en llevar gatos domesticados al sur de Europa, alrededor del año 900 a. C. En época romana se generalizar on por el continente y en tiempo de los Vikingos se asentaron en el norte. Los viajes de comercio siglos XV, y XVI llevó a la diseminacion de los gatos por el mundo, con especies eventualmente desembarcando en todos los lugares donde arribaban los barcos. A través de los siglos las proles se desarrollaron en diferentes razas en consonancia con el clima y condiciones en que se encontraban.

El más famoso gato marinero, fue el gato “ Simón “que estuvo a bordo de la fragata británica HMS Amethist, entre 1948/ 1949, donde sobrevivió a un ataque de artillería China, elevando la moral de la tripulación superviviente, retornando a Inglaterra”Simón “fue reconocido como héroe de guerra.

Murió por una virosis en Noviembre de1949, siendo su entierro acompañado por centenares de personas, incluyendo toda la tripulación del navío, “ Simon”recibió la medalla “ Dickin”dada a animales que contribuyeron en acciones militares, así como las honras militares navales de Inglaterra. La marina militar inglesa prohibió los gatos o cualquier otra mascota a bordo en 1975, aduciendo razones higiénicas.

No terminó con Randa, el gato del Almirante Miranda, la relación minina con la Armada.

El emblema de los AB-212 de la Tercera escuadrilla de Aeronaves no es otro que...

¡Cuatro gatos negros!