Clotilde, natural de San Fernando, que casaría a principios del siglo pasado con un Miguel Aceytuno, me contaba siendo yo muy niño su primer recuerdo: todos los mayores del pueblo tristes. Hasta ser mayor no comprendió el motivo...

EL NAUFRAGIO DEL “REINA REGENTE

Ildefons Palomares

(con un agradecimiento especial al AN Diego Quevedo por las imágenes)

El 10 de Marzo de 1895 un hecho conmovió a la Armada en general y a Cartagena en particular ,ese día se hundía en aguas del Estrecho de Gibraltar ,el Crucero de la Armada Española “Reina Regente” mientras realizaba el tránsito de Tánger a Cádiz y en el que perecieron 420 personas ,toda la dotación ( Se salvaría un marinero que se había emborrachado en tierra y perdió el barco . El buque estaba al mando del C. N. D. Francisco Sanz de Andino, cartagenero como sesenta y cuatro almas de la tripulación. El pueblo de Cartagena se volcaría con las viudas y huérfanos del Crucero, e incluso se puso una calle con el nombre del Comandante, calle que hoy día se sigue llamando así, los homenajes se sucederían en toda España, incluso en las provincias de ultramar, llegándose a celebrar una misa solemne el 30 del mes siguiente en la Catedral de La Habana, de cuya eucaristía se llegaron a editar unos pequeños libretos “he aquí un ejemplar “que es el que ilustra estas líneas.

En vísperas de aquella triste efeméride de la que se cumplen 125 años vayan estas líneas como homenaje a la dotación que reposa en su ataúd de acero en el fondo del Atlántico, en la embocadura del Estrecho de Gibraltar.

 

El  crucero Reina Regente había sido construido en Inglaterra por la firma “James and George Thompson “de Clydebank, bajo la dirección del afamado ingeniero naval británico Sir NathanBarnaby , quien en esta ocasión no estuvo muy acertado .ya que otros buques de la misma serie inglesa resultaron poco eficaces .Fue lanzado al agua el 24 de febrero de 1887 finalizándose su construcción al año siguiente.

Era un Crucero de simpática estampa y líneas graciosas, rematadas por dos airosas chimeneas, pero mal concebido y peor realizado. Para su construcción se presentaron tres ofertas, la del Astillero francés Forges, el chantiers dela Mediterrannee,y las dos casas británicas , Napier y James and George , esta última se la llevaría por decisión del entonces Ministro Beranguer . El Reina Regente de línea similar al británico “Australia“ desplazaba 4664 TN y debía servir como modelo para la construcción de dos cruceros en los arsenales españoles : el Lepanto y el Alfonso XIII . El coste del “Reina Regente “ascendió a 243000 libras esterlinas equivalentes a unos seis mil millones de pesetas . Su artillería consistía de dos piezas “GonzálezHontoria” de 24 cm a proa y otras dos a popa ; 6 piezas G. Hontoria de 12 cm, .6 Nordenfelt de 57 mm y 1 de 42 mm ; 2 ametralladoras y 5 tubos lanzatorpedos , aunque su velocidad teórica era de 20 nudos, prácticamente nunca rebaso los 14 .

La dotación española que iba a tripular esta unidad se traslado al puerto de Glasgow para hacerse cargo de ella. El 3 de Junio de 1888, encontrándose el crucero en Barcelona, recibióla bandera de combate donada por la Reina Doña María Cristina, presente en la ceremonia. Al año siguiente asistió el buque en el mismo puerto a la Exposición Universal. En 1892 zarpo para Génova con ocasión de las fiestas conmemorativas del IV Centenario del descubrimiento de América y ya , de regreso en España , puso rumbo desde Cádiz a la Habana remolcando una reproducción de la nao “Santa María “ donación del gobierno español al americano . A su llegada se concentró en la bahía de Hudson una numerosa flota internacional para conmemorar el descubrimiento colombino.

El “Regente “como vulgarmente se le conocía, formo parte de la Escuadra de Instrucción y en sus continuos viajes, los informes de sus Comandantes respecto a sus cualidades marineras, eran desfavorables y aunque no se le habían apreciado defectos esenciales para mantener su estabilidad, algunos habían aconsejado sustituir los 4 cañones del 24 por otros de 20,3, con lo que se hubiese conseguido más proporción entre los pesos altos y los situados bajo la cubierta protectora. Sin embargo estas recomendaciones no fueron atendidas; concretamente uno de sus comandantes, el Capitán de Navío Paredes, propuso en 1892, la reducción de su artillería.

El 9 de marzo de 1895 a las once y media de la mañana ,zarpaba de Cádiz el “Regente “  llevando a bordo la embajada del Sultán de Marruecos ,presidida por SidiBris ha , que en Madrid había mantenido conversaciones con representantes españoles acerca de la revisión del Tratado de Marraquech de 5 de marzo de 1894 que puso fin a a la contienda de 1893 con los rifeños .Tan solo esta misión llevo el crucero a Tánger ,pues debía regresar a Cádiz para que la dotación asistiera a la botadura de del también crucero “ Carlos V” en los astilleros “Vea Murguía Hnos. “ hoy desaparecidos ,fijada para el día 10 .

Entre la dotación se contaban muchos gaditanos que tenían especial interés en presenciar la ceremonia . El casco del buque, al igual que sus máquinas, estaban en buen estado .Recalo en la anochecida y , por estar muy tomada la costa de Tánger ,fondeo en la rada . En la mañana del día 10 sube a bordo el Práctico, desembarcando solamente la mora. El viento de SW que reinaba, refrescaba por momentos, haciendo recalar la mar de Poniente. El barómetro acusaba notable descenso. A las 10 de la mañana de dicho día10 , domingo, soltaba amarras el Crucero del muelle “ tingitano “ ,con cielo cerrado . Tras doblar el conocido “Muelle Viejo “ ,puso proa a la mar rumbo a Cádiz . Pocodespués, hallándose como a tres millas de Tánger, algunas personas que le observaban desde esta ciudad, le vieron parado, distinguiendo con sus prismáticos que parte de la dotación se dirigía a la popa, arriando algo que parecía un buzo.

A la media hora el “Regente “se puso de nuevo en movimiento, desapareciendo en el horizonte poco después del mediodía. A las 14 horas el viento era huracanado, con frecuentes chubascos y marejada que los testigos calificaron de espantosa. Desde la costa africana ya no podía divisarse el buque que , sin embargo ,fue visto por los mercantes “Mayfield” y “ Matheus “ ,que al igual que el luchaban contra el durísimo temporal de vientos y enorme oleaje . Los capitanes de los mercantes informarían más tarde que divisaron al crucero sobre las 12 y media, a unas doce millas al NW de Cabo Espartel , dando grandes bandazos y buscando el refugio de la costa peninsular . Posteriormente, unos campesinos de la ensenada de Bolonia, poblado dependiente de Tarifa, manifestaron que habían visto un buque luchando contra el fuerte oleaje.

El “Regente “ no alcanzaría nunca el puerto gaditano ,que lo aguardaba con ansia y preocupación. Durante varios días se procedió a su búsqueda con la esperanza de que el buque hubiese podido encallar y salvarse o de , al menos, encontrar supervivientes .El “ Alfonso XIII” , “Isla de Luzón “, “Joaquín del Piélago “ y otros mercantes, exploraron minuciosamente los parajes cercanos al Cabo Trafalgar donde se suponíahabía ocurrido la tragedia ,como Bajo Aceitero, Torre, Castilobo, Altos de Meca , etc. Pero todo fue en vano y no se volvió a tener más noticias del buque, que se perdió con su dotación de 420 hombres. En los días siguientes fueron encontrados en las playas de Algeciras, Tarifa, Estepona ,Conil, y otras próximas , varios restos ,como trozos de cubierta ,salvavidas , una metopa con la letra “R” ,dos banderitas de mano, un trozo de vaina de bandera con el nombre del barco, un remo, etc. En estas playas que enmarcan la embocadura del Estrecho de Gibraltar ,donde la fortuna y la desgracia vinieron siempre hermanadas por el mar , el recuerdo de la catástrofe ha perdurado , y aún perdura , entre los viejos marinos.

Entre supersticiosos e inquietos ,nuestros valientes hombres de la mar han guardado un singular respeto al 10 de Marzo .Cuando por esas fechas sopla temporal o se presagia mal tiempo ,los marineros de Cádiz y de los pueblos próximos , tripulantes de barcos pesqueros o de buques dedicados al pequeño cabotaje ,afirman amarras y permanecen en puerto con el prudente convencimiento de que es lo más acertado.

Circularon variados comentarios sobre la causa de la catástrofe. Se recordaba que con mal tiempo el crucero acusaba sus deficientes condiciones marineras. En muchas ocasiones la proa quedaba bajo el agua, rompiendo los golpes de mar en su plataforma. También se decía que el excesivo peso de la coraza y de las piezas del 24 montadas a proa y popa, producía falta de estabilidad, por lo que el barco, quedaría trabucado por los enormes golpes de mar, que harían que el buque quedase con la quilla al aire. La comisióntécnica encargada de esclarecer las causas de la pérdida del buque, admitió la posibilidad de que el duro temporal, al inundar las cubiertas y compartimentos de proa lo hicieron zozobrar ya sin gobierno por averías en el timón o maquinas. Probablemente, la falta de estabilidad longitudinal, hizo que en el centro del espantoso ciclón el barco “se pasase por ojo “según expresión marinera tras encapillar sucesivamente varios golpes de mar, arrastrando consigo a toda la dotación La pérdida del “Regente “ motivo que as los otros dos cruceros “Alfonso XIII” ,construido en el arsenal de Ferrol y “Lepanto “, en el de Cartagena , no se les montaran cañones del 24 ,sino del 20,3.

La dotación del “Regente “era de 372 hombres, pero en el momento de su desaparición llevaba 420, como ya hemos dicho. Su comandante ,el quinto era el Capitán de Navío D. Francisco Sanz de Andino Martí nacido en Cartagena 18 noviembre de 1837 , como Segundo Comandante el Capitán de Fragata D. Francisco Pérez Cuadrado , contaba además con 4 T. N. ,4 Alféreces de navío, 1 Teniente de Infantería de Marina , 2 Oficiales de máquinas , 2 Médicos , 1 Habilitado – contador , 1 Capellán , 5 Guardiamarinas , 7 Contramaestres , 6 condestables ( Auxiliares de artillería ), 2 Sargentos de Infantería de Marina , 4 Cabos primeros , 3 Cabos segundos, 2 Cornetas , 34 soldados , todos del mismo cuerpo y 330 marineros entre los que contaban varios aprendices artilleros .

La musa popular recordó la tragedia durante muchos años con una letrilla que se cantaba por las costas andaluzas y que rezaba así: Que barquito será aquel que viene dando tumbos? Sera el “Reina Regente que viene del otro mundo.

Un único superviviente mudo de la tragedia, que por interesante merece ser narrado. Uno de los Oficiales de la dotación, el Alférez de Navío D. José Ma. EnríquezFernández, natural de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz ) llevaba a bordo un magnifico perro “terranova “de su propiedad , raza esta que se caracteriza por su fuerza y actividad , es noble y majestuoso , es un perro de tiro y de agua , tiene un instinto especial para el salvamento , el “Can “ estaba embarcado como mascota oficial que se granjeaba la simpatía de los tripulantes . Al ocurrir la tragedia el animal salto a un enjaretado del crucero , pudiendo ser recogido por un buque inglés “Clyde “ que intervino en las tareas de búsqueda del “Reina Regente “ , que lo adopto como su mascota , rápidamente el animal seria llevado a la zona de calderas y envuelto en mantas e “ hidratado “ con una pócima de excelente Whisky escoces rebajado con café hecho exprofeso para entrar en calor , el caso es que ya fuera para reponerse del susto o por recomendación médica el can fue tratado terapéuticamente con agua de fuego hasta la llegada del barco a la barra de Sanlúcar de Barrameda , en espera de la subida de la marea para arrumbar a Sevilla.

El can reconoció inmediatamente la costa y arrojándose al agua gano rápidamente la cercana orilla , desde donde corrió hacia la casa de los padres de su dueño , causando la natural emoción en estos y en cuantos conservaban imborrables el recuerdo de la tragedia . En aquellos tristes días de Marzo de 1895 , en que reinaron fuertes temporales ,desaparecieron también otros barcos sin dejar rastro , sin duda el año 1895 fue doblemente triste para la Marina de Guerra , pues también perdió otro crucero , el “Sánchez Barcaiztegui”.