Manel Díaz

Manel es un hombre humilde. Aquella gente que da buen rollo. Se sienta con la "tripulación" de la asociación a tomar un cafelito y sonríe, en su rincón. Empiezas a hablar con él y tal.... se suelta un poco... lleva como diez mil fotos hechas de barcos que han atracado en nuestro puerto.

Mm.... ¿Perdone? He oido... diez mil....

Bueno... si... -responde con ese mover de la cabeza que sus amigos (y espero tener el honor de que acepte que le llame así) bien conocemos. Mira que en este país nos gusta hablar mal de la autoridad: recientemente se le ha ofrecido un permiso para entrar en el puerto cuando lo desee para seguir haciendo fotos.

- ¿Y ese hobby don Manuel?

- Fue por 1.970 cuando entro dentro de mí la necesidad de hacer algo por el resto de la humanidad y tomé la decisión de ingresar en la Cruz Roja Española. La casualidad quiso que una vez realizadas las Academias de preparación me destinaran a la 2ª Cía.de Socorro Náutico, donde desempeñé las labores de patrón de Zodiac. En ese momento nació en mí el amor por la ayuda a mis semejantes y, cómo no, a todo lo relacionado con la mar. Como voluntario realice el Servicio Militar en el Grupo Regional de Sanidad 4.

- Al terminar el Servicio Militar volví a ingresar en la Cruz Roja (en esos momentos estaba en fase embrionaria la creación de la Cruz Roja del Mar). Como Oficial 3º alterné las labores de coordinación de la flotilla de Zodiac con las de Radiotelefonista y segundo Patrón de la LS-AM-4. La semilla del amor a la Mar ya estaba germinando. Esto y mi amor a la Armada es un plato muy dulce y fácil de cocinar.