WORKHORSES OF THE FLEET:  Brian Miller.

(Por Antonio Moreno García)

Marino se es a través del tiempo y espacio. Tú lo eres desde ese lejano día en que te diste cuenta que tu sangre y lágrimas son saladas como la mar, lo serás cuando Pedro Marinero te de un abrazo y te diga “anda, anda, deja aquí tu saco de pecados y embarca, antes de que te vea el Capitán”. Se es marino en la mar y en montaña, a condición de que seas capaz de comprender que las cimas no son más que olas de piedra congeladas.

Gracias a Antonio Moreno, gran amigo suyo (y nuestro desde Tarragona) hoy tenemos la satisfacción de publicar un magnífico artículo de Brian Miller, uno de los nuestros. Sí, puede que la bandera que besó llevara unas barras y unas estrellas, pero eso no le hace diferente a nosotros. Se lanzó también a la mar… bueno, quizás por encima de ella, como piloto de la US Navy. Pero cedo la palabra a nuestro hermano en la mar. Conceptos como “veterano” o “extranjero” son simplemente categorías administrativas como maniobra y navegación o mecánica. Habla uno de vosotros:

USS MEGARA ARVA-6 embarrancado. Fuente: Brian Miller, USNavy

USS MEGARA ARVA-6. Una lancha LCM y el USS Megara, embarrancados. Tarragona al fondo. Fuente: Brian Miller, USNavy.

Necesito agradecer al miembro del grupo Antonio Moreno García por la ayuda en este tema. Él fue la clave para desbloquear esta parte de la historia naval cuando agregué estas fotos a mi colección y, sin duda, con ello quiero ser honesto con Antonio por su aportación. El 20 de enero de 1955, la VI Flota de los Estados Unidos comenzó maniobras aeronavales allí. Fue parte de un compromiso estratégico con el gobierno del general Francisco Franco para demostrar la capacidad de los Estados Unidos de ensamblar rápidamente instalaciones efectivas, aunque austeras, de desembarco de material de apoyo logístico para el despliegue de una escuadrilla de aviones Neptune en el cercano aeródromo de Reus, y así combatir cualquier posible agresión comunista en el Mediterráneo.

 

Conocido como ADVEX 1-55, tuvo lugar cerca de Tarragona, en la costa mediterránea española. No todo salió según lo planeado. El 29 de enero de 1955, el USS Megara (ARVA-6) abordó las playas de La Pineda. En una de las imágenes, con helicóptero, se puede ver a lo lejos la antigua torre defensiva del siglo XVII y edificios de la Universidad Laboral en construcción. Hoy en día, las instalaciones portuarias y los muelles ocupan esta ubicación. Pasarían tres días antes de que un esfuerzo de rescate masivo, con ayuda de buques de la Armada Española, resolverían el embarrancamiento del buque. Más sobre esto en próximas reseñas...

Torre de defensa s. XVII y U. Laboral en construcción. Helicóptero Piasecki HUP-2 Retriever. Fuente: Brian Miller, USNavy.

P2V NEPTUNE, en el aeródromo de Reus. Fuente: Arxiu municipal de Tarragona, Enric Hernández.


“USS Megara” embarrancado. Fuente: Brian Miller, USNavy.

“USS LST-32”, remolcador y el “Almirante Antequera”. Fuente: Brian Miller, USNavy.

El 29 de enero de 1955, el USS Megara (ARVA-6) embarrancó en la playa de La Pineda, frente a la costa mediterránea cerca de Tarragona-España, durante el ejercicio conjunto ADVEX I-55. Durante los tres días siguientes varios buques vinieron en su ayuda. Entre ellos el USS LST-32, el destructor español “Almirante Antequera” y el USS San Marcos (LPD-25).Se pueden ver los esfuerzos del salvamento, los cuales liberaron al “Megara” el 1 de febrero siguiente. Los P2V Neptune, de patrulla marítima, participantes en las maniobras volaron desde Port Lyautey (Marruecos) hasta aquí. Pertenecían al escuadrón VP-23 basado en Brunswick, Maine.

USS LST-32”, remolcadores y el “Almirante Antequera”, desde el “USS Megara”. Fuente: Brian Miller, USNavy.

LSD-25 “USS San Marcos”. Fuente: Wikimedia Commons.

Uno de los doce P2V Neptune en el aeródromo de Reus. Fuente: Arxiu Municipal de Tarragona, Enric Hernández.